Hiperhidrosis

¿Que es la hiperhidrosis?

Las glándulas sudoríparas que fabrican la traspiración o sudor están distribuidas en toda la piel pero se concentran en mayor cantidad en las axilas, las palmas y las plantas.La principal función del sudor es colaborar en el mantenimiento estable de la temperatura corporal. Así todos traspiramos más en verano que en invierno. Cuando las glándulas sudoríparas generan sudor en exceso nos encontramos ante un trastorno denominado hiperhidrosis.

La hiperhidrosis puede ser primaria o secundaria:

Hiperhidrosis primaria:esta forma no se asocia a ningún otro trastorno orgánico y es consecuencia de una respuesta exagerada de las glándulas sudoríparas. Suele ser localizada y las zonas más afectadas son las axilas, las palmas y las plantas. Hiperhidrosis secuandaria: suele ser generalizada y su causa puede ser alguna alteración en las glándulas tiroides, cambios hormonales como en la menopausia, infecciones, y otras enfermedades que deben ser estudiadas por el médico. La hiperhidrosis primaria puede afectar notablemente la calidad de vida del paciente dificultando las relaciones laborales y sociales. Los pacientes con hiperhidrosis axilar muchas veces deben cambiarse la ropa varias veces al día, y para quienes tienen compromiso de las palmas dar la mano puede ocasionar vergüenza.

¿Cuál es el tratamiento de la hiperhidrosis primaria?

Los casos leves pueden tratarse con desodorantes y lociones con cloruro de aluminio en alta concentración, el uso de ropa de algodón y de calzado que facilite la evaporación del sudor. Cuando el problema es más severo existen otras opciones como el tratamiento con toxina botulínica (Botox ®, Dysport ®) o la cirugía. La inyección de toxina botulínica en la zona afectada ha demostrado ser muy eficaz en el tratamiento de la hiperhidrosis. Produce una reducción mayor al 80% en la cantidad de sudor que se produce en los pacientes tratados mejorando notablemente la calidad de vida de los mismos. Los efectos duran entre 6 y 8 meses en promedio.