Radiofrecuencia facial multipolar

La radiofrecuencia es una técnica no invasiva que actúa a través de la transferencia de energía en forma de calor a los estratos más profundos de la dermis, logra la estimulación de la producción de colágeno, mejorando los signos del envejecimiento de la piel y devolviéndole una apariencia juvenil y lozana. El aumento de temperatura en la dermis produce la contracción de las fibras de colágeno existentes. Los fibroblastos, a su vez, estimulados por esta energía, generan nuevo colágeno remodelando los tejidos.Esta energía calórica tiene aumenta la nutrición y oxigenación de los tejidos al producir dilatación de los vasos que irrigan la piel.Se puede aplicar en cualquier sector del cuerpo, especialmente cara y cuello, y es compatible con todos los tipos de piel.

El paciente puede continuar con su vida normal después de la aplicación ya que no produce dolor, costras ni inflamación y no está contraindicado tomar sol con la protección adecuada. El tratamiento tiene una duración aproximada de entre 15 y 90 minutos. Al terminar el tratamiento se presenta un ligero enrojecimiento o eritema que dura poco tiempo.

Radiofrecuencia multipolarcorresponde a la tercera generación de tecnología de radiofrecuencia. Permite calentar simultáneamente las capas profundas y superficiales de la piel, superando las anteriores configuraciones mono y bipolar, donde la corriente no podía ser aprovechada tan eficientemente. En las configuraciones anteriores, la distancia entre los electrodos condicionaba la profundidad de penetración del tratamiento en la piel y el sobrecalentamiento epidérmico, en muchos casos, hacía necesaria la utilización de un sistema adicional de enfriamiento.

Indicaciones

• Flaccidez y falta de tono en cara y cuello
• Arrugas y líneas superficiales