Rosácea

¿Que es la rosácea?

La rosácea es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta la piel de la cara y compromete los vasos sanguíneos y la unidad pilosebácea. Sus manifestaciones pueden variar así como los factores que la desencadenan. Los pacientes suelen consultar por presentar episodios de enrojecimiento facial y una piel extremadamente sensible.

¿Porque se produce?

Está relacionada con una hiperreactividad vascular, esto quiere decir que los vasos sanguíneos actúan de forma exagerada. Por eso los pacientes con rosácea tienen en los estadios iniciales episodios de ruborización facial, y luego un enrojecimiento gradual de la piel. Existen ciertos alimentos y medicamentos que provocan episodios de enrojecimiento facial y podrían acelerar el desarrollo de la rosácea. Algunos de los más comunes son el alcohol, las bebidas calientes, las comidas picantes o las cremas con corticoides.

¿A quienes afecta?

Se calcula que afecta aproximadamente a un 10% de la ´población siendo más frecuente en personas de piel clara, el pico de gravedad se da entre los 30 y 40 años. Es más común en mujeres en una relación 3 a 1 pero son los hombres quienes desarrollan en general las formas más severas.

¿Que tipos de rosácea existen?

Se distinguen distintos tipos: Rosácea vascular en donde lo que predomina es el enrojecimiento recurrente que, con el tiempo, se hace más duradero y termina siendo permanente. Pueden formarse arañitas vasculares, inicialmente alrededor delos orificios nasales y luego en el resto de la nariz y mejillas. Rosácea inflamatoria aparecen lesiones parecidas a las del acné, pero de un color rojo más intenso, principalmente en la nariz y las mejillas. Rinofima en donde se afecta principalmente la nariz que, por un crecimiento exagerado de las glándulas sebáceas, adquiere un aspecto grumoso con los poros muy visibles.

¿Cuál es el tratamiento?

Teniendo en cuenta el subtipo de rosácea se elegirá el mejor tratamiento. El objetivo del mismo es controlar lo síntomas ya que no existe una cura para la enfermedad. Las lesiones inflamatorias tienen buena respuesta al tratamiento con antibióticos tópicos y/o sistémicos según la gravedad. La luz pulsada intensa y algunos tipos de laser han demostrado ser eficaces para reducir el enrojecimiento facial y eliminar las arañitas vasculares.

>